Cristianismo. Parte II.

En el cristianismo, la moral y la religión no mantienen contacto alguno con la realidad. No hablan más que de causas puramente imaginarias (Dios, alma, yo, espíritu, voluntad libre o no libre) y de efectos también imaginarios (pecado, redención, gracia, castigo, perdón de los pecados); de una relación entre seres imaginarios (Dios, los espíritus, el alma); de una ciencia natural

Leer más

Cristianismo. Parte I.

Al cristianismo se le ha llamado religión de la misericordia o de la compasión. Ahora bien, la compasión se opone totalmente a los efectos tonificantes que elevan la energía del sentimiento vital: genere un efecto depresor. Perdemos fuerza cuando nos compadecemos de alguien. Con la compasión aumentamos y multiplicamos todavía más la pérdida de fuerza que ya de por sí

Leer más
1 2