Los poetas.

A mí no me atonta la fe; y menos aún la fe en mí mismo. Pero si alguien con toda seriedad, afirmara que los poetas mienten demasiado, tendría razón: ellos mienten demasiado. Por otra parte, saben muy pocas cosas y aprenden mal; ésa es la razón de que tengan que mentir. ¿Quién de ellos, los poetas, no han adulterado su

Leer más