La Dictadura de Hitler.

Capítulo XIII.          Hitler, desde el primer día en que formó parte del Gobierno alemán, demostró claramente bien su designio: llevar las riendas del poder, sin tener que dar cuenta a nadie de su política ni de las medidas que tomase o pudiese tomar.          Necesitaba para ello coaligar perfectamente al presidente, al ejército y a los nacionalistas, y para

Leer más
1 2 3 4