Paraíso natural e histórico

Refugio de Vida Silvestre La Marta.

Cartago al Día.- El Refugio de Vida Silvestre La Marta se encuentra en el distrito de Pejibaye, cantón de Jiménez en la provincia de Cartago, a tan solo dos horas de la capital, este lugar tiene dentro de sus más de 1518 hectáreas incontables bellezas naturales y escénicas, así como importantes ruinas consideradas patrimonio histórico cultural.

Refugio de Vida Silvestre La Marta

Refugio de Vida Silvestre La Marta

La Marta limita al sur con el Parque Internacional La Amistad, y al suroeste con el Parque Nacional Tapantí, por lo que es considerada una zona de amortiguamiento que forma parte de la reserva de la biósfera de La Amistad.

Dicha Reserva es considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Siendo el primer refugio privado de vida silvestre del país, La Marta cuenta con un 60% de bosque primario y un 40% de bosque secundario en distintas etapas de negociación natural.

La topografía propia de la Cordillera de Talamanca, unida a la presencia de dos ríos en la zona, permite que se genere una amplia variedad de hábitats, por lo que en el lugar se pueden encontrar varios tipos de animales y plantas.

Gran cantidad de líquenes, musgos, plantas, aves y mamíferos pueden ser observados por los visitantes, quienes pueden llegar a ver osos hormigueros, jaguares, dantas y diversos tipos de mariposas.

Privilegiado por su diversidad de atractivos, el Refugio presenta un centro de esparcimiento, aprendizaje y convivio con la naturaleza y la historia. Actividades como caminatas y excursiones guiadas son de las principales alternativas.

Ruinas e historia.

Las ruinas existentes en el lugar son un conjunto de restos estructurales de lo que fue la infraestructura de la hacienda La Marta a finales del siglo XIX, sitio donde la actividad productiva agrícola y pecuaria se realizó de 1890 a 1920.

En gran medida la edificación de la Hacienda respondió a facilidades de comunicación, ya que el tren del Atlántico construyó un ramal hasta Pejibaye y de ahí se conectó por medio de burro carril, por lo que facilitaba el transporte de producción agrícola y se unían las fincas de la región.

Hoy estas ruinas representan un patrimonio histórico cultural, debido a que aún se observa en ellas el beneficio de café, el trapiche, el aserradero, la lechería y la planta hidroeléctrica.

A partir de 1978, en la Hacienda se abandonaron los cultivos, y los terrenos del área quedaron desatendidos, por lo que nació un imponente bosque secundario. En la década de 1990, La Marta fue invadida por precaristas quienes talaron parte del bosque y cultivaron banano y café.

En 1991, ULACIT les pagó a los precaristas y se inició la etapa de protección definitiva del sitio, desde entonces, se ha venido realizando el rescate de la infraestructura, con el fin de preservar los rasgos históricos existentes.

Panorámica de La Marta

Panorámica de La Marta

Para Natalia Torres, encargada de promoción y mercadeo del Refugio, este lugar es un sitio no solo de conservación sino también de aprendizaje. “Estamos trabajando fuerte con centros educativos, queremos que los niños vengan, conozcan un río y sepan que aún se puede tomar de esta agua con tranquilidad”.

Más de 17 kilómetros de senderos naturales demarcados permiten observar la riqueza de La Marta, algunos conducen a pozas naturales, ríos, cataratas y bosques. Además, existe variedad de flora con características para tintura, medicina y productos químicos. El helecho azul es una de las especies emblemáticas de La Marta, debido a que se encuentra en sitios muy específicos y ocultos, formando poblaciones muy reducidas. Su nombre se debe a que bajo ciertas condiciones sus hojas se tornan de un color verde azulado.

Un andarivel permite cruzar el río La Marta de lado a lado, el panorámico mirador La Mina, y el albergue turístico El Tucán con capacidad para hospedar a 22 personas, son solo algunos de los muchos atractivos que los visitantes pueden encontrar al visitar este importante refugio.

Más información en: http://lamarta.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.