El Cantón que nació entre tejas, cabuya y lodo

El artículo primero de la Ley 195 decretó la fundación del Cantón el 26 de julio de 1939.

Cartago Al Día.- La historia de El Guarco se remonta desde 1561 cuando el conquistador español Ignacio de Cota, descubrió el Valle de El Guarco en una expedición. Tras el hallazgo, acudió a sus líderes para contarles el suceso.

Uno de ellos fue Juan Vázquez de Coronado quien le agradó mucho el lugar. “Vi el asiento, parecióme bien y no he visto otro mejor en estas partes. Tiene el valle tres leguas y media de ancho; muchas tierras para trigo y maíz”, dijo asombrado.

Incluso en 1563, fundó una ciudad que se llamó Nueva Cartago entre los ríos Coris y Purires y poco tiempo después, trasladó la población de Garcimuñoz a ese nuevo poblado.

En aquel tiempo, al territorio de El Guarco se le llamaba la Ciudad del Lodo. Esto porque todas las aguas del norte se asentaban en los ríos Purires y Coris, los cuales se desbordaban y creaban grandes lodazales e inundaciones.

Debido a esa situación, otro conquistador Perafán de Ribera, trasladó la población de Nueva Cartago a Mata Redonda.

Nacimiento de Concepción.

A pesar del traslado masivo, huno alrededor de 47 personas que se quedaron en las afueras de la ciudad. El pequeño poblado conformó una comunidad de apenas 14 casas y unas cuantas calles. Era el nacimiento de Concepción.

Con el paso del tiempo, los pocos habitantes de Concepción se especializaron en la cosecha de hortalizas y en el tratamiento de los robledales, los cuales se utilizaron para construir los durmientes del ferrocarril que todavía hoy existen.

Luego de varios años, en 1575 la población de Nueva Cartago regresó y se asentó en el sitio que hoy ocupa Cartago en la actualidad, e inició un crecimiento urbano en esa zona.

A partir del 7 de diciembre de 1848, Concepción y Tobosi llegan a depender administrativamente de Cartago porque éste se proclamó como Cantón en esa fecha.

En 1886, el caserío de Concepción y Tobosi fueron declarados como los distritos V y XIV respectivamente del Cantón de Cartago.

Esos acontecimientos marcaron un desarrollo local en la región de El Guarco, ya que en 1894, durante la administración del expresidente José Joaquín Rodríguez Zeledón, se creó la primera escuela de El Guarco.

El progreso ya era una realidad conforme pasaban los años. En 1923, se instalaron las primeras cañerías, apareció el alumbrado eléctrico y se comenzó a utilizar el telégrafo en la región guarqueña.

Municipalidad de El Guarco. Fotografía de Jorge Brenes Brenes.

Las tejas y la cabuya.

La entrada del siglo XIX marcó la aparición de distintas casas dedicadas a la producción de tejas y otras enfocadas a manipular la cabuya. Ambos casos para comercializar con la gente del pueblo.

Zacarías Leiva Álvarez construyó el primer tejar de la región, y comenzó una tradición que terminó por cambiarse los techos de paja por las tejas.

“La abundante arena limosa del río Taras dieron cabida a una floreciente industria casera y artesanal. Fueron los tejares de esa época, los lugares preferidos para la visita de muchos turistas”, escrito de Jorge Brenes Brenes.

Por su parte, la cabuya se utilizó con el propósito de crear mecates y cuerdas que se utilizaban principalmente para los boyeros y sus carretas, las cuales eran de uso común en el poblado.

“Las personas enfocaron su trabajo en el manejo de la cabuya, que por cierto, era típico en las zonas no aptas para la agricultura. Fue importantísimo para muchos de los pobladores”, señaló el historiador cartaginés Franco Fernández.

Fundación de El Guarco.

Los primeros movimientos sociales para fundar El Guarco nacieron en los distritos de Tobosi y Concepción. Su objetivo era desligarse administrativamente del Cantón de Cartago.

Ante esta situación, el diputador José Joaquín Peralta respaldó a los pobladores de Tobosi y juntos ejercieron presión al Congreso de la República para lograr su cometido. Sin embargo, no tuvieron éxito.

Los vecinos de Concepción aprovecharon el fracaso y pidieron la ayuda del diputado Manuel Mora Valverde, para crear el Cantón con sede en el actual territorio de El Tejar.

Después de varias conversaciones efectuadas, el Congreso aprobó el 26 de julio de 1939, la Ley 195 que decretaba el nacimiento de El Guarco como el Cantón octavo de la provincia de Cartago.

El artículo 3 de esa Ley, designó El Tejar como la cabecera del cantón y San Isidro, Tobosi y Patio de Agua, como los distritos que conforman la región. El Presidente de la República en aquel momento era León Cortés Castro.

Tres años después de la aprobación, la Dirección General de Estadísticas le confiere a El Tejar, el título de Villa.

No obstante, el 16 de agosto de 1969, bajo la administración de José Joaquín Trejos Fernández, se decretó la Ley 4379, la cual entregó el título de Ciudad a El Tejar.

A pesar de que El Guarco fue el último cantón fundado en la Provincia de Cartago, las tejas, la cabuya, el lodo en su momento y por supuesto, su historia, marcan la esencia de un pueblo, que hoy cuenta con más de 41.000 habitantes.

Nota: Información recopilada por investigación propia de la documentación de la Municipalidad de El Guarco y entrevistas al historiador cartaginés Franco Fernández Esquivel y al vecino de Cartago, Jorge Brenes Brenes.

Un comentario

  • Juan Miguel Ovares Unaña

    No se debe perder la tradición, fueron épocas hermosas, la teja marco durante mucho tiempo el esfuerzo de un pueblo con idea de cambio y mejora, aún hoy debiera haber por respeto a las tradiciones, alguien que lo intente de nuevo, la teja jamás pasará de moda, los que no estuvimos ahí y nos encontramos con una de ellas…inspira admiración y respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *