El envenenamiento de perros

Práctica ilegal en Costa Rica y sancionada por la ley SENASA No. 8495.

Cartago Al Día.- El envenenamiento de animales es una práctica cruel, irresponsable e inhumana.

Un animal que muere envenenado pasa por un proceso muchas veces muy largo de agonía y sufrimiento, los pocos que logran sobrevivir a estos procesos arrastran secuelas de por vida y consecuencias desastrosas.

Tomada de Internet.

Este tipo de prácticas son un reflejo de una sociedad que necesita de mucha sensibilización y educación en materia de respeto, el cual es medido no solo hacia los humanos, sino también hacia los animales y el ambiente en general.

¿Sabía usted, que junto con perros en estos actos inescrupulosos, mueren también aves, gatos e inclusive niños? ¿Conocía usted que este tipo de venenos son letales no solo para los animales sino también para los seres humanos?

Los irresponsables que recurren a este tipo de actitudes, podrían ocasionar no solo el envenenamiento de su mascota, sino el de sus hijos y los demás niños del barrio.

Por eso es tan importante que si usted conoce a una persona que realice este tipo de actos, lo denuncie cuanto antes al Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) y al Ministerio Público para que realicen las investigaciones del caso y la persona sea sancionada.

Las multas por envenenamiento de animales van de siete a cincuenta salarios base de un profesional universitario, según el artículo 80 de la Ley 8495.

A su vez, el Código Penal en su artículo 385 condena a quien maltratare, los molestare o causare la muerte sin necesidad, o los sometiere a trabajos manifiestamente excesivos.

Recoger muestras, acudir pronto al veterinario y denunciar la situación son pautas que se deben seguir frente al envenenamiento de un animal.

En ocasiones, antes del envenenamiento, la persona que perpetrará los hechos amenaza a los dueños del animal. Cuando ocurre esta situación, el propietario debe estar alerta. Si observa que esa persona coloca sustancias en la calle, hay que comenzar a recoger pruebas que puedan avalar las intenciones de quien quiere envenenar.

Las fotos, las grabaciones y los testigos son indispensables para encontrar al culpable del envenenamiento.

Los síntomas que presenta perro envenenado son: vómitos, rigidez muscular o convulsiones, mareo, desorientación, expulsión de espuma por la boca. Esta sintomatología varía en función del veneno y la cantidad que el animal haya ingerido. Frente a la más leve sospecha de intoxicación, es fundamental acudir cuanto antes al veterinario.

Violencia ciudadana

Estudios científicos han validado que el maltrato hacia los animales se incluye dentro del círculo de violencia de las familias y la sociedad en general.

Por lo que una persona que deliberadamente envenena a los animales de la comunidad, podría estar violentando también a su familia y exponiendo a los niños de las comunidades a presenciar actos de agresión incluso poniendo en riesgo sus vidas si tienen contacto con el veneno.

¿Qué hacer para prevenir el envenenamiento de animales en su comunidad?

  • La comunidad organizada juega un papel muy importante para disminuir el envenenamiento de animales.

  • Solicitar ayuda a expertos en animales de compañía para conocer la importancia del círculo de violencia en la sociedad y la familia.

  • Motivar al barrio para trabajar en conjunto por una misma causa.

  • Comunicarse con la persona que cometa este delito para concientizarle sobre el sufrimiento animal y las consecuencias de la violencia.

Como parte del proceso para erradicar el maltrato se puede interponer una denuncia al SENASA y al Ministerio Público, la cual la debe presentar una persona mayor de edad, adjuntar los datos del denunciado, dirección exacta, pruebas y un medio para notificaciones.

El envenenamiento es un riesgo para el grupo de personas que rodean al actor de estos delitos. No ignore este acto de violencia, usted puede ser un miembro activo y líder de su comunidad como colaborador del SENASA en materia del bienestar animal.

Información: 2260-1600. info@senasa.go.cr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *