La picadura de la víbora.

Los buenos y los justos me acusan de hundir los cimientos de la moral; pues bien, mi historia es inmoral. Cuando tengan un enemigo, no le devuelvan bien por mal, porque así lo humillarían. Es mejor que le den a entender que les ha hecho un bien. Vale más que se encoleren a que humillen al otro, y no me gusta que bendigan a quienes los maldicen. Es mejor que, en cierta medida, también ustedes los maldigan. Si se ha cometido con ustedes una gran injusticia, cometan ustedes al punto cinco pequeñas, porque es terrible ver a un solo hombre llevando sobre sí la carga de la injusticia. ¿No saben eso de que una injusticia compartida es una injusticia menor? Pues sólo debe cargar con la injusticia quien sea capaz de soportar su peso.

Es más humano vengarse un poco que no hacerlo. Y si el castigo no constituye a la vez un derecho y un honor para el trasgresor, repudio entonces el castigo. Es todo cuando se la tiene; pero para hacer eso hay que ser muy rico. Rechazo esa justicia de ustedes tan fría; a los ojos de sus jueces se asoma siempre el verdugo y su fría cuchilla. ¿Dónde está esa justicia que es amor comprensivo y clarividente? Inventen, entonces, el amor que carga sobre sí no sólo los castigos, sino también todas las culpas. Inventen, entonces, la justicia que absuelve a todos menos a los que se atreven a juzgar. ¿Quieren oír una cosa? Pues yo les digo que en quien trata de ser radicalmente justo, hasta la mentira se convierte en amor a los hombres. ¿Y cómo voy yo a ser radicalmente justo? ¿Cómo voy a poder darle a cada uno lo suyo? Básteme con darle a cada uno lo mío. ¡Cuídense de no ser injustos con ningún solitario! ¿Cómo podemos pretender que olvide un solitario, si no se puede desquitar? El solitario es como un pozo profundo. Es fácil tirar una piedra a un pozo, pero una vez que ha caído al fondo no hay modo de sacarla. ¡Cuídense de ofender al solitario! Pero si lo han agraviado, ¡mátenlo también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.