Honduras y Centroamérica.

Entre buenas y malas noticias, parece que hay posibilidades de superar la crisis hondureña. Pero, ¿saldrá la democracia fortalecida del proceso actual de negociación y normalización?. Yo diría, depende de cómo entendamos la democracia y especialmente de cuáles son los fines del esfuerzo que ahora se lleva a cabo.

La solución de la crisis es importante, por la posibilidad subyacente de que explote la violencia, con todas sus derivaciones económicas y sus efectos en la situación social, de por sí difícil, de los hondureños y de los centroamericanos. Un conflicto civil en Honduras, seguro se extenderá a los países vecinos y atrasará en varias décadas las posibilidades de desarrollo de la región. Es más, tiene todo el potencial de convertirse en un elemento de polarización y conflicto más allá de nuestra región.

La diplomacia internacional ha reconocido la importancia de la normalización de la situación de nuestros hermanos hondureños. Y, para nuestra satisfacción, las soluciones se van produciendo gracias a la iniciativa responsable de nuestro país y dentro de las líneas establecidas por nuestro Presidente. Costa Rica ha asumido la posición que corresponde al nivel de desarrollo de su propia democracia y a sus valores de solidaridad y búsqueda de la paz a través del diálogo.

Sin embargo, yo me pregunto ¿en qué medida no estamos focalizados en procesos correctivos que no tienen el potencial de producir soluciones estables y preventivas de situaciones de crisis similares a mediano y largo plazo? ¿Cuáles medidas ofrecen soluciones a las condiciones sociales que subyacen en toda esta crisis hondureña y que ha alimentado situaciones similares, especialmente en la parte norte de Centro América?.

De alguna forma, Micheletti y los dos candidatos con mayores posibilidades de asumir la presidencia en enero próximo representan el status quo. Es decir, la persistencia de un problema social caracterizado por la pobreza con todos sus elementos de polarización y exclusión. Zelaya es el producto de un populismo irresponsable, manipulado desde Venezuela, con el activismo de su vecino del sur que busca para Nicaragua condiciones institucionales similares a las que hoy exhibe Venezuela. Los disparadores de la crisis siguen latentes en Honduras y en la Región.

Frente a esto, pareciera que la visión dominante del esfuerzo diplomático internacional no es otro que restaurar el proceso electoral. Con ello logramos normalizar el comercio, reactivar el TLC con Europa y evitar posibles brotes de violencia en Honduras, con potencial expansivo a Centro América. Muy importante, como objetivo limitado de corto plazo. Pero tiene el efecto, ciertamente involuntario, de asimilar democracia y elecciones, éstas fuertemente manipuladas en varios países del continente. Y, por tanto, deja intactos los factores sociales generadores de crisis políticas o militares de distinta magnitud. El esfuerzo que ahora impulsa la OEA, en considerable medida con la ayuda de nuestro país, no es sustentable, porque mantiene las condiciones que generaron la crisis. Simplemente busca la conciliación entre personajes, cuya ambición actuó como una de las causas del problema.

Sigo pensando que la región necesita un esfuerzo mayor para movilizar voluntades políticas y recursos, en la dirección de un cambio que, sin membretes ideológicos, busque generar más recursos para el desarrollo, mejorar la infraestructura, universalizar los servicios de salud y educación, llegar a niveles aceptables de empleo, garantizar ingresos mínimos compatibles con la dignidad de la población, fortalecer la institucionalidad y adoptar programas asistenciales para aliviar la situación inmediata de los grupos postergados. De otra manera se apagará un incendio, pero debemos estar preparados para verlo brotar de nuevo en Honduras o en los países que la circundan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.